Sáb. Nov 27th, 2021
    André breton obras surrealistas

    Citas de andré breton

    André Robert Breton (francés: [ɑ̃dʁe ʁɔbɛʁ bʁətɔ̃]; 19 de febrero de 1896 – 28 de septiembre de 1966) fue un escritor y poeta francés. Es conocido sobre todo por ser el cofundador, líder y principal teórico del surrealismo[1]. Entre sus escritos se encuentra el primer Manifiesto Surrealista (Manifeste du surréalisme) de 1924, en el que definía el surrealismo como «puro automatismo psíquico»[2].

    Además de su papel como líder del movimiento surrealista, es autor de célebres libros como Nadja y L’Amour fou. Estas actividades, unidas a su labor crítica y teórica sobre la escritura y las artes plásticas, convirtieron a André Breton en una figura importante del arte y la literatura francesa del siglo XX.

    Durante la Primera Guerra Mundial, trabajó en un pabellón neurológico de Nantes, donde conoció al devoto de Alfred Jarry, Jacques Vaché, cuya actitud antisocial y su desprecio por la tradición artística establecida influyeron considerablemente en Breton[4]. Vaché se suicidó a los 24 años, y sus cartas de la época de la guerra a Breton y a otras personas se publicaron en un volumen titulado Lettres de guerre (1919), para el que Breton escribió cuatro ensayos introductorios[5].

    Wikipedia

    Imágenes destacadas:  Leonora Carrington – Pantalones de Ulus, 1952; Salvador Dalí – La persistencia de la memoria, 1931, detalle; Yves Tanguy – Mamá papá está herida, 1927, detalle; Joan Miró – El campo labrado, 1924, detalle.

    El campo labrado es el primero de los cuadros surrealistas de Joan Miró, después de su periodo fauvista. Como uno de los pintores surrealistas más importantes, la visión y la vívida imaginación colorista de Miró unen los paisajes catalanes con su historia y al mismo tiempo reflejan la situación política actual en España durante la década de 1920. La mente del espectador se ve abrumada por un fuerte lenguaje simbólico que representa de forma subversiva una continuidad de los ideales del espíritu libre del presente y del pasado para enfrentarse a la fuerte dictadura del gobierno español que desprecia el duradero pensamiento autónomo catalán y la complejidad y belleza locales.

    Como pintor surrealista francés y uno de los practicantes de la escritura automática, André Masson experimentaba con los medios pictóricos dentro de la Batalla de los Peces. En este ejemplo de pintura surrealista, la fuerte visión alegórica sobre la condición humana, los constantes conflictos y la destrucción de la Primera Guerra Mundial en toda Europa se representa con imágenes de un paisaje submarino surrealista en el que peces de dientes afilados se atacan sádicamente. André Masson utilizó un método artístico bastante inusual en esta obra de arte del surrealismo: arrojó la arena sobre el lienzo, y también esbozó y pintó de forma agresiva directamente del tubo. Este llamativo enfoque de la pintura influyó en el arte abstracto y en Informel.

    Joan miró

    André Robert Breton (francés: [ɑ̃dʁe ʁɔbɛʁ bʁətɔ̃]; 19 de febrero de 1896 – 28 de septiembre de 1966) fue un escritor y poeta francés. Es conocido sobre todo por ser el cofundador, líder y principal teórico del surrealismo[1]. Entre sus escritos se encuentra el primer Manifiesto Surrealista (Manifeste du surréalisme) de 1924, en el que definía el surrealismo como «puro automatismo psíquico»[2].

    Además de su papel como líder del movimiento surrealista, es autor de célebres libros como Nadja y L’Amour fou. Estas actividades, unidas a su labor crítica y teórica sobre la escritura y las artes plásticas, convirtieron a André Breton en una figura importante del arte y la literatura francesa del siglo XX.

    Durante la Primera Guerra Mundial, trabajó en un pabellón neurológico de Nantes, donde conoció al devoto de Alfred Jarry, Jacques Vaché, cuya actitud antisocial y su desprecio por la tradición artística establecida influyeron considerablemente en Breton[4]. Vaché se suicidó a los 24 años, y sus cartas de la época de la guerra a Breton y a otras personas se publicaron en un volumen titulado Lettres de guerre (1919), para el que Breton escribió cuatro ensayos introductorios[5].

    Obras de arte de andré breton

    Fue en 1924 cuando Breton y los individuos que le siguen se separan oficialmente del movimiento Dadá estableciendo el surrealismo, a través de una progresión de proclamas. En la primera de estas declaraciones, Breton describe el surrealismo como «un automatismo clarividente no adulterado por el que se propone expresar, ya sea verbalmente o grabado en forma de copia impresa u otra cosa, el funcionamiento genuino de la idea». El pase está lanzado para Breton y Fernando Arrabal, Georges Bataille, Antonin Artaud, Paul Eluard, y todas las demás personas que elegirán seguir al padre del surrealismo en su experiencia.

    Un movimiento abstracto y artesanal, comprometido con la comunicación de la mente creativa tal y como se descubre en los sueños, libre del control cognitivo de la explicación y el espectáculo. El surrealismo adquirió su enemigo de la razonabilidad realista de Dada sin embargo fue más ligero en el alma que ese movimiento. Al igual que Dadá, se formó desarrollando especulaciones sobre nuestra visión del mundo real, siendo el impacto más evidente el modelo de Freud sobre lo intuitivo.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad