Sáb. Nov 27th, 2021
    Los andaluces son de arte

    Dean martin y sus raros caballos andaluzes – ¡hermoso!

    Hoy en día, el flamenco es un artefacto cultural diferencial de Andalucía, reconocido y atesorado en todo el mundo, pero cuando hablamos del «arte andaluz» hablamos de mucho más. El arte de Andalucía abarca la pintura, la escultura, la escritura, la poesía, el cine y la televisión, e incluso el humor. El papel de Andalucía en el mundo del arte español es fundamental, y grandes escuelas y estilos de arte y representación tienen su origen en nuestra comunidad.

    Grandes nombres que llevaron el arte de Andalucía al mundo son Gustavo Adolfo Bécquer, Diego de Velázquez, Zurbarán y Murillo, Federico García Lorca y Rafael Alberti, y el gran genio malagueño Pablo Ruiz Picasso.

    Pero el «arte andaluz» se refiere también a la idiosincrasia de sus gentes, a su alegría, fruto quizá de la cantidad de horas de sol de Andalucía, o a la influencia iluminadora de los siglos en los que fue una zona de confluencia entre culturas que abrió nuestra cultura al mundo.

    Andalucía ha tenido un papel de primer orden en el desarrollo del arte español. Se conservan pinturas y dibujos rupestres que se remontan a los pueblos que vivieron aquí en el Paleolítico tardío (Cueva de la Pileta, Málaga), hace quizás 25.000 años. Algo más tarde, en la región de Almería (Los Millares), floreció una cultura neolítica; los monumentos megalíticos de Andalucía (Antequera, Trigueros) son los más importantes de España.

    Tutorial de caballo andaluz en acuarela

    Hoy en día, el flamenco es un artefacto cultural diferencial de Andalucía, reconocido y atesorado en todo el mundo, pero cuando hablamos del «arte andaluz» hablamos de mucho más. El arte de Andalucía abarca la pintura, la escultura, la escritura, la poesía, el cine y la televisión, e incluso el humor. El papel de Andalucía en el mundo del arte español es fundamental, y grandes escuelas y estilos de arte y representación tienen su origen en nuestra comunidad.

    Grandes nombres que llevaron el arte de Andalucía al mundo son Gustavo Adolfo Bécquer, Diego de Velázquez, Zurbarán y Murillo, Federico García Lorca y Rafael Alberti, y el gran genio malagueño Pablo Ruiz Picasso.

    Pero el «arte andaluz» se refiere también a la idiosincrasia de sus gentes, a su alegría, fruto quizá de la cantidad de horas de sol de Andalucía, o a la influencia iluminadora de los siglos en que fue una zona de confluencia entre culturas que abrió nuestra cultura al mundo.

    Andalucía ha tenido un papel de primer orden en el desarrollo del arte español. Se conservan pinturas y dibujos rupestres que se remontan a los pueblos que vivieron aquí en el Paleolítico tardío (Cueva de la Pileta, Málaga), hace quizás 25.000 años. Algo más tarde, en la región de Almería (Los Millares), floreció una cultura neolítica; los monumentos megalíticos de Andalucía (Antequera, Trigueros) son los más importantes de España.

    Pintura digital de un caballo andaluz

    Las artes pueden referirse a prácticas comunes, populares o cotidianas, así como a otras más sofisticadas y sistemáticas, o institucionalizadas. Pueden ser discretas y autónomas, o combinarse y entrelazarse con otras formas de arte, como la combinación de obras de arte con la palabra escrita en los cómics. También pueden desarrollar o contribuir a algún aspecto particular de una forma de arte más compleja, como en la cinematografía.

    Por definición, las propias artes están abiertas a ser redefinidas continuamente. La práctica del arte moderno, por ejemplo, es un testimonio de los límites cambiantes, la improvisación y la experimentación, la naturaleza reflexiva y la autocrítica o el cuestionamiento que pueden sufrir el arte y sus condiciones de producción, recepción y posibilidad.

    Como medio para desarrollar las capacidades de atención y sensibilidad, y como fines en sí mismas, las artes pueden ser, al mismo tiempo, una forma de respuesta al mundo y una manera de transformar nuestras respuestas y lo que consideramos objetivos o búsquedas que merecen la pena. Desde las pinturas rupestres prehistóricas, pasando por las formas antiguas y contemporáneas de los rituales, hasta las películas modernas, el arte ha servido para registrar, encarnar y preservar nuestras relaciones siempre cambiantes entre nosotros y con el mundo.

    Real escuela andaluza de arte ecuestre

    En Andalucía, los albores del arte comenzaron hace 25.000 años, cuando el hombre prehistórico decoró las cuevas de la provincia pintando con carbón, rojo sangre y un ocre parecido al oro. Para ver este arte prehistórico, visite la Cueva de la Pileta, cerca de Ronda, o la Cueva de Nerja, en Nerja.

    El 25 de octubre de 1881, en la ciudad portuaria de Málaga, en la costa sur de Andalucía, nació un artista. Pablo Picasso se convirtió en el mayor maestro del arte del siglo XX. Los numerosos museos e iglesias de Andalucía rebosan de tesoros del Siglo de Oro del arte español, un periodo en el que Sevilla fue el centro de una explosión de pintura y escultura.

    Cuando los árabes sometieron a Andalucía en el siglo VIII, pasaron a dominar el arte en la provincia. Como el Corán les prohibía crear imágenes grabadas (figuras humanas, por ejemplo), se dedicaron a las artes decorativas. Los diseños geométricos y las exageradas inscripciones cúficas aparecieron en azulejos pintados, en yeserías de estuco y en diversas tallas de madera. Otros artefactos ricos y variados de esta época musulmana son los trabajos en correa de madera con diseños geométricos, armas, pequeños cofres de marfil y brocados.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad