Mié. Dic 1st, 2021
    Rapto de las sabinas bernini

    Bernini apolo y dafne

    El rapto de Proserpina (en italiano: Ratto di Proserpina) es un gran grupo escultórico barroco en mármol del artista italiano Gian Lorenzo Bernini, realizado entre 1621 y 1622. Bernini sólo tenía 23 años cuando se terminó. Representa el rapto de Proserpina, que es apresada y llevada al inframundo por el dios Plutón[1][2] La palabra «Violación» es la traducción tradicional del latín raptus, «apresado» o «llevado», y no se refiere específicamente a la violencia sexual. [3]

    Como muchas de las primeras obras de Bernini, fue encargada por el cardenal Scipione Borghese, posiblemente junto a un retrato del tío de Scipione, el Papa Pablo V (fallecido en 1621). Bernini recibió al menos tres pagos por la estatua, por valor de al menos 450 escudos romanos. La escultura se inició en 1621 y se terminó en 1622. La estatua fue regalada por Escipión al cardenal Ludovisi en 1622, quien la trasladó a su villa. Comprada por el Estado italiano, volvió a la Villa Borghese en 1908[4].

    La mayoría de los críticos se han apresurado a elogiar la obra. Rudolf Wittkower señaló: «Las representaciones de estas escenas de violación dependieron de la nueva y dinámica concepción de Bernini durante los siguientes ciento cincuenta años»[5] Howard Hibbard hace comentarios similares, señalando los efectos realistas que Bernini había logrado mediante la talla del mármol duro, como la «textura de la piel, las cuerdas de pelo que vuelan, las lágrimas de Perséfone y, sobre todo, la carne que cede de la muchacha»[6] También se cita habitualmente la elección del incidente para representar la historia: Las manos de Plutón rodean la cintura de Proserpina justo en el momento en que ésta lanza los brazos en un intento de escapar[7]. El propio hijo y biógrafo de Bernini, Domenico, lo calificó de «sorprendente contraste de ternura y crueldad»[8].

    Wikipedia

    El rapto de Proserpina (en italiano: Ratto di Proserpina) es un gran grupo escultórico barroco en mármol del artista italiano Gian Lorenzo Bernini, realizado entre 1621 y 1622. Bernini sólo tenía 23 años cuando se terminó. Representa el rapto de Proserpina, que es apresada y llevada al inframundo por el dios Plutón[1][2] La palabra «Violación» es la traducción tradicional del latín raptus, «apresado» o «llevado», y no se refiere específicamente a la violencia sexual. [3]

    Como muchas de las primeras obras de Bernini, fue encargada por el cardenal Scipione Borghese, posiblemente junto a un retrato del tío de Scipione, el Papa Pablo V (que había muerto en 1621). Bernini recibió al menos tres pagos por la estatua, por valor de al menos 450 escudos romanos. La escultura se inició en 1621 y se terminó en 1622. La estatua fue regalada por Escipión al cardenal Ludovisi en 1622, quien la trasladó a su villa. Comprada por el Estado italiano, volvió a la Villa Borghese en 1908[4].

    La mayoría de los críticos se han apresurado a elogiar la obra. Rudolf Wittkower señaló: «Las representaciones de estas escenas de violación dependieron de la nueva y dinámica concepción de Bernini durante los siguientes ciento cincuenta años»[5] Howard Hibbard hace comentarios similares, señalando los efectos realistas que Bernini había logrado mediante la talla del mármol duro, como la «textura de la piel, las cuerdas de pelo que vuelan, las lágrimas de Perséfone y, sobre todo, la carne que cede de la muchacha»[6] También se cita habitualmente la elección del incidente para representar la historia: Las manos de Plutón rodean la cintura de Proserpina justo en el momento en que ésta lanza los brazos en un intento de escapar[7]. El propio hijo y biógrafo de Bernini, Domenico, lo calificó de «sorprendente contraste de ternura y crueldad»[8].

    Esculturas de bernini

    El rapto de Proserpina (en italiano: Ratto di Proserpina) es un gran grupo escultórico barroco en mármol del artista italiano Gian Lorenzo Bernini, realizado entre 1621 y 1622. Bernini sólo tenía 23 años cuando se terminó. Representa el rapto de Proserpina, que es apresada y llevada al inframundo por el dios Plutón[1][2] La palabra «Violación» es la traducción tradicional del latín raptus, «apresado» o «llevado», y no se refiere específicamente a la violencia sexual. [3]

    Como muchas de las primeras obras de Bernini, fue encargada por el cardenal Scipione Borghese, posiblemente junto a un retrato del tío de Scipione, el Papa Pablo V (que había muerto en 1621). Bernini recibió al menos tres pagos por la estatua, por valor de al menos 450 escudos romanos. La escultura se inició en 1621 y se terminó en 1622. La estatua fue regalada por Escipión al cardenal Ludovisi en 1622, quien la trasladó a su villa. Comprada por el Estado italiano, volvió a la Villa Borghese en 1908[4].

    La mayoría de los críticos se han apresurado a elogiar la obra. Rudolf Wittkower señaló: «Las representaciones de estas escenas de violación dependieron de la nueva y dinámica concepción de Bernini durante los siguientes ciento cincuenta años»[5] Howard Hibbard hace comentarios similares, señalando los efectos realistas que Bernini había logrado mediante la talla del mármol duro, como la «textura de la piel, las cuerdas de pelo que vuelan, las lágrimas de Perséfone y, sobre todo, la carne que cede de la muchacha»[6] También se cita habitualmente la elección del incidente para representar la historia: Las manos de Plutón rodean la cintura de Proserpina justo en el momento en que ésta lanza los brazos en un intento de escapar[7]. El propio hijo y biógrafo de Bernini, Domenico, lo calificó de «sorprendente contraste de ternura y crueldad»[8].

    Gian lorenzo berniniescultor italiano

    El rapto de Proserpina (en italiano: Ratto di Proserpina) es un gran grupo escultórico barroco en mármol del artista italiano Gian Lorenzo Bernini, realizado entre 1621 y 1622. Bernini sólo tenía 23 años cuando se terminó. Representa el rapto de Proserpina, que es apresada y llevada al inframundo por el dios Plutón[1][2] La palabra «Violación» es la traducción tradicional del latín raptus, «apresado» o «llevado», y no se refiere específicamente a la violencia sexual. [3]

    Como muchas de las primeras obras de Bernini, fue encargada por el cardenal Scipione Borghese, posiblemente junto a un retrato del tío de Scipione, el Papa Pablo V (que había muerto en 1621). Bernini recibió al menos tres pagos por la estatua, por valor de al menos 450 escudos romanos. La escultura se inició en 1621 y se terminó en 1622. La estatua fue regalada por Escipión al cardenal Ludovisi en 1622, quien la trasladó a su villa. Comprada por el Estado italiano, volvió a la Villa Borghese en 1908[4].

    La mayoría de los críticos se han apresurado a elogiar la obra. Rudolf Wittkower señaló: «Las representaciones de estas escenas de violación dependieron de la nueva y dinámica concepción de Bernini durante los siguientes ciento cincuenta años»[5] Howard Hibbard hace comentarios similares, señalando los efectos realistas que Bernini había logrado mediante la talla del mármol duro, como la «textura de la piel, las cuerdas de pelo que vuelan, las lágrimas de Perséfone y, sobre todo, la carne que cede de la muchacha»[6] También se cita habitualmente la elección del incidente para representar la historia: Las manos de Plutón rodean la cintura de Proserpina justo en el momento en que ésta lanza los brazos en un intento de escapar[7]. El propio hijo y biógrafo de Bernini, Domenico, lo calificó de «sorprendente contraste de ternura y crueldad»[8].

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad