Lun. Nov 29th, 2021
    Todas las inmaculadas de murillo

    Wikipedia

    La Inmaculada Concepción de los Venerables o La Inmaculada Concepción de Soult (títulos originales La Inmaculada Concepción de los Venerables o La Inmaculada Concepción de Soult) es un óleo del artista español Bartolomé Esteban Murillo. [Fue pintado hacia 1678 y mide 274 cm × 190 cm [1]. Saqueado por el mariscal Jean-de-Dieu Soult en 1813 y llevado a Francia, fue comprado por el Louvre en 1852. Desde 1941 se encuentra en el Museo del Prado de Madrid.

    En 1813,[2][3] durante la Guerra de la Independencia, el cuadro fue saqueado por el mariscal Jean-de-Dieu Soult y llevado a Francia. Soult dejó el marco del cuadro, que permanece en el hospital hasta el día de hoy[2]. El cuadro permaneció en posesión de Soult hasta su muerte en 1851; el nombre alternativo del cuadro deriva del suyo[4].

    El cuadro se subastó en 1852 y fue adquirido por el Museo del Louvre por 615.300 francos, lo que se considera la mayor suma pagada por un cuadro en aquella época[5]. Se expuso allí hasta 1941, época en la que el arte de Murillo pasó de moda; como resultado, el Régimen de Vichy aceptó devolverlo al español Francisco Franco en un intercambio de obras de arte, junto con la Dama de Elche y varias piezas del Tesoro de Guarrazar. [A cambio, el Museo del Prado español cedió al Louvre el Retrato de Mariana de Austria de Diego Velázquez[5] En 1981, el especialista en restauración del Prado, Antonio Fernández Sevilla, realizó una cuidadosa restauración superficial de La Inmaculada Concepción de los Venerables, como preparación para una exposición dedicada a Murillo. En 2007 se llevó a cabo una restauración más profunda[3].

    La inmaculada concepción de la restauración del escorial

    Vístala, bájala, o úsala para mantenerte organizado mientras te desplazas.      Nuestras bolsas de transporte pueden hacerlo todo.      Están fabricadas con tejido 100% poly-poplin, con doble costura para una mayor durabilidad, e incluyen una cremallera metálica duradera para asegurar sus objetos de valor.Nuestras bolsas de transporte están disponibles en tres tamaños diferentes y con dos estilos de fondo diferentes: regular y t-bottom.

    Fine Art America vende miles de obras de arte cada mes – todas con una garantía de devolución del 100%.      Nos enorgullece el hecho de que cientos de miles de artistas hayan elegido Fine Art America para realizar sus pedidos, y estamos deseando ayudarle a seleccionar su próxima obra.

    Bartolomé esteban murillospintor español

    La Inmaculada Concepción de El EscorialArtistaBartolomé Esteban Murillo Añoc. 1660-65MedioPintura al óleo, lienzoDimensiones206 cm (81 in) × 144 cm (57 in)LugarMuseo del PradoNúmero de acceso P000972 [editar en Wikidata]

    La Inmaculada Concepción de El Escorial es una pintura religiosa al óleo de alrededor de 1660-1665 del artista barroco español Bartolomé Esteban Murillo, actualmente en el Museo del Prado de Madrid. Las numerosas representaciones artísticas de Murillo sobre la inmaculada concepción de la Virgen María tuvieron una enorme influencia en el arte posterior[1]. Anteriormente se identificó como la Inmaculada Concepción de la Granja debido a una comprensión errónea de su historia.

    Aunque la doctrina de que María fue concebida sin pecado no se definió dogmáticamente en la Iglesia católica hasta 1854,[2] que ella era impecable fue declarada en 1661 por el Papa Alejandro VII, una declaración por la que la iglesia española y la orden franciscana habían sido durante mucho tiempo fuertes defensores. [Para el culto mariano español, no sólo era esencial la pureza de María, sino también el concepto de que había sido concebida sin pecado[3]; por el contrario, la orden de los dominicos sostenía que había sido concebida en pecado, pero purificada mientras no había nacido en el vientre de su madre[1].

    La inmaculada concepción de los venerablespintura de bartolomé esteban murillo

    Según la doctrina católica de la Inmaculada Concepción, la Virgen ya estaba libre del pecado original que se aplicaba a todos los descendientes de Adán y Eva en el momento en que fue concebida por sus padres. Esto se convirtió en dogma oficial en 1854, pero fue ampliamente aceptado mucho antes, especialmente en la España de la Contrarreforma del siglo XVII. La imagen de una virgen cuyo triunfo sobre el pecado es reconocido por el cosmos en forma de una corona de estrellas, un aura de luz dorada del sol y la luna como reposapiés procede del Apocalipsis. A los pies de María, los querubines sostienen una proclamación de la singularidad de su liberación del pecado tomada de la historia de la heroína del Antiguo Testamento Ester (15): «porque esta ley no se aplica a ti, sino a todos los demás».

    Muchos artistas de la Sevilla natal de Murillo se especializaron en la Inmaculada Concepción, pero ninguno le igualó a la hora de dar forma pictórica a la pureza de la Virgen mediante el delicado uso del color y la luz. La diferencia de estilo entre las pulidas pinceladas que definen el rostro de la Virgen y la representación más fluida de los animados querubines sugiere que dos ayudantes colaboraron en la pintura de este retablo.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad