Sáb. Nov 27th, 2021
    Padres que hablan mal a sus hijos de su madre

    Hablar mal de un hijo

    El síndrome de alienación parental es el intento deliberado de uno de los progenitores de distanciar a sus hijos del otro. La motivación es destruir el vínculo parental entre sus hijos y el otro progenitor.

    El intento de alejar a un hijo de un progenitor se hace por muchas razones. Entre ellas, un intento de castigar al otro progenitor por alguna mala acción percibida. O bien, un trastorno de la personalidad que impide al progenitor alienante responder a una situación estresante de forma racional.

    El progenitor hablará mal del otro progenitor o lo criticará directamente al hijo o hijos. Las declaraciones negativas sobre el otro progenitor pueden ser directas o indirectas. Por ejemplo, el progenitor puede decir: «No podemos permitirnos un vestido nuevo para el baile del colegio porque tu padre/madre ha decidido gastar el dinero en vacaciones con su nuevo amigo».

    Un comentario más directo sería: «tu padre/madre se fue porque no se preocupó lo suficiente por ti para intentar que el matrimonio funcionara». Cualquiera de las dos afirmaciones tiene como objetivo que el niño sienta ira hacia el otro progenitor. Es un intento de utilizar al niño para vengarse del otro progenitor por haberle causado dolor emocional.

    Padres que hablan mal de sus hijos

    Este tema me toca de cerca. Al ser hijo de padres que se separaron cuando yo tenía 7 años, desgraciadamente estoy demasiado familiarizado con los efectos secundarios de los padres que hablan negativamente del otro antes, durante y después del divorcio. No sólo es desagradable y horrible oír cosas malas de los padres, sino que tiene un impacto personal en el niño y los efectos son duraderos, si no de por vida.

    Hace muchos años, cuando Oprah todavía estaba en el aire, tuvo al psicólogo, Gary Neuman, en el aire que había escrito un libro llamado, «Ayudando a sus hijos a enfrentar el divorcio a la manera de los castillos de arena». Estuvo en varias ocasiones durante su tiempo en la televisión nacional. Recuerdo perfectamente algunos de los puntos tratados durante una de sus muchas apariciones.

    Los dos puntos más profundos que se llevaron fueron los de ese programa, mantener el horario de su hijo / hijos lo más similar posible cuando en la casa de cada padre para la coherencia y la sensación de seguridad, y nunca hablar mal del otro padre delante de los niños. Señaló la importancia de la rutina para mantener la vida lo más parecida posible a la vida antes de la separación para que el niño se sienta bien, lo cual tiene mucho sentido.

    Lavado de cerebro a un niño contra sus padres

    Los defensores del concepto de alienación parental afirman que está motivada principalmente por el deseo de uno de los padres de excluir al otro de la vida de su hijo[8]. Algunos afirman que la alienación parental debería ser diagnosticada en los niños como un trastorno mental[9]. [Algunos proponen que la alienación parental se reconozca como una forma de maltrato infantil o de violencia familiar[2][10] y afirman que la alienación parental crea estrés en el progenitor alienado y en el niño,[11][12] y aumenta significativamente el riesgo de enfermedad mental del niño a lo largo de su vida[13][14][15].

    La alienación parental describe la ruptura de la relación entre un niño y uno de sus padres, cuando no existe una justificación válida para dicha ruptura. Cuando se constata la existencia de alienación parental entre un progenitor y su hijo, ésta se atribuye a acciones y comportamientos inadecuados del otro progenitor[18].

    La alienación parental entra dentro del espectro del distanciamiento familiar, un término que describe cuando los miembros de la familia se distancian entre sí sin tener en cuenta la causa. Como el distanciamiento puede producirse entre un progenitor y su hijo por otros motivos, es posible hablar de alienación en términos de que un niño tiene un progenitor preferido y otro no preferido sin implicar que el hecho de que un niño evite a uno de sus progenitores se deba a la alienación parental[18].

    Leyes contra el maltrato al otro progenitor

    Tanto si te has divorciado recientemente como si llevas tiempo haciéndolo, no te preocupes por haber arruinado la vida de tu hijo. No es así. Aunque el divorcio puede ser una parte importante de la vida de su hijo, lo que determinará su calidad de vida final sigue estando en manos de cada uno de los padres.

    ¿Pueden los niños verse afectados negativamente por el divorcio de sus padres? ¿El divorcio provoca problemas de comportamiento en los niños? Sin duda. Pero es importante entender que los niños no están necesariamente condenados por un divorcio. Hay muchas cosas que puedes hacer como padre para hacer más fácil este difícil momento.

    Una de las razones por las que te divorciaste puede ser porque te costaba estar de acuerdo con tu cónyuge en la mayoría de las cosas. Estar divorciado no va a hacer que eso sea más fácil. La buena noticia es que tu ex no puede decirte lo que tienes que hacer cuando tienes a los niños. Y, por supuesto, tú tampoco puedes decirles lo que tienen que hacer, ni cómo tienen que ser los padres.

    [Nota: A menos que haya un caso de abuso o negligencia demostrado, usted no tiene control sobre la forma en que su ex criará a su hijo. Los tribunales suelen respaldar la norma de que lo que un padre hace cuando está con su hijo es asunto suyo].

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad