Sáb. Nov 27th, 2021
    Para que sirve la leche de almendras

    recetas para cenar con leche de almendras

    Puede que hayas visto nuestro reciente post titulado «5 recetas para hacer con leche de almendras». La leche de almendras es una gran alternativa a la leche láctea para las personas que tienen alergias a los lácteos o son intolerantes a la lactosa. Pero también es una gran bebida en sí misma y tiene muchos beneficios. Por ejemplo, la leche de almendras contiene vitaminas A, D y E, magnesio y potasio. Quizá te sorprenda saber que la leche de almendras tiene tanto calcio como la leche láctea, así que no hay que preocuparse de que tu salud ósea se resienta al cambiar a esta alternativa sin lactosa.

    La leche de almendras también tiene menos calorías que la leche láctea. Incluso si no eres intolerante a la lactosa o alérgico a los lácteos, puede que simplemente no te guste el sabor de la leche láctea. La leche de almendras puede ser un buen sustituto porque tiene un sabor diferente y una consistencia ligeramente distinta a la de la leche láctea: con sabor a nuez, ligera y crujiente.  Dado que la leche de almendras es una gran alternativa a la leche láctea, aquí tienes otras 10 formas de incorporar la leche de almendras a tu dieta.

    ¿es buena la leche de almendras para perder peso?

    La leche de almendras es un líquido elaborado con almendras mezcladas. Las almendras se ponen en remojo durante la noche en agua para ablandarlas antes de mezclarlas y colarlas para hacer una alternativa a la «leche».  Puede añadirse sal y/o edulcorantes, como la miel. Las leches de almendra comerciales suelen tener un menor contenido de frutos secos y más agua, pueden utilizarse aditivos como emulsionantes y el producto puede estar enriquecido con vitaminas y minerales.

    La intolerancia a la lactosa es una condición por la que alguien es incapaz de digerir el azúcar que se encuentra naturalmente en las leches animales, llamado lactosa. Las almendras no contienen lactosa por naturaleza, por lo que la leche de almendras es una alternativa adecuada para las personas que padecen esta enfermedad.

    En comparación con otras «leches», la leche de almendras es una de las que menos calorías aporta, con niveles que varían entre 30 y 55 kcal por cada 100 ml. Esto la convierte en una opción útil para quienes cuentan las calorías.

    Para quienes siguen una dieta vegetal o vegana, la leche de almendras enriquecida contribuye a la ingesta de calcio. Los productos comerciales enriquecidos suelen aportar unos 120 mg de calcio por cada 100 ml, lo que es comparable a la leche de vaca. La cantidad diaria recomendada para adultos de este mineral es de 700 mg. La leche de almendras casera no es una buena fuente de este mineral.

    beneficios de la leche de almendras para las mujeres

    El resultado es un líquido ligeramente dulce y lechoso. La leche de almendras se utiliza desde la Edad Media, donde se empleaba como bebida en lugar de la leche de vaca, que se estropeaba rápidamente. Hoy en día, la leche de almendras se ha convertido en una opción popular para los veganos, ya que es un sustituto de la leche que no contiene ningún producto animal. También es una buena opción para los intolerantes a la lactosa, ya que la leche de almendras no contiene lactosa. La leche de almendras comercializada está disponible en varios sabores, como el natural, el de vainilla y el de chocolate. También suele estar enriquecida con vitaminas adicionales. La leche de almendras puede utilizarse de diversas maneras; a continuación se explica cómo utilizarla.

    ¿es saludable la leche de almendras?

    La leche de almendras es una leche vegetal de textura cremosa y sabor a nuez fabricada a partir de almendras,[1] aunque algunos tipos o marcas tienen sabor a imitación de la leche de vaca.[2] No contiene colesterol ni lactosa y es baja en grasas saturadas. La leche de almendras suele ser consumida por los intolerantes a la lactosa y otros, como los veganos, que evitan los productos lácteos. La leche de almendras comercial viene en sabores endulzado, sin endulzar, de vainilla y de chocolate, y suele estar enriquecida con micronutrientes. También se puede preparar en casa con una batidora, almendras y agua[3][4].

    La leche de almendras se menciona en el siglo XII en el Códice Salernitano y aparece en los libros de cocina de la zona mediterránea a partir del siglo XIII. En la Edad Media, la leche de almendras era conocida tanto en el mundo islámico como en el cristiano. Como fruto seco, estas religiones permiten el consumo de almendras en épocas de ayuno, como la Cuaresma y el Ramadán. La historiadora Carolyn Walker Bynum señala que

    versiones cotidianas. Por ejemplo, un fino puré de guisantes partidos, a veces enriquecido con caldo de pescado o leche de almendras (producido cociendo a fuego lento almendras molidas en agua), sustituía al caldo de carne en los días de ayuno; y la leche de almendras era un sustituto general (y caro) de la leche de vaca[6].

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad