Sáb. Nov 27th, 2021
    Trabajo del sistema solar para niños

    datos sobre la energía solar para niños

    Esto es para vosotros, padres. Sí, en el título pone energía solar para niños, pero también esperamos que tengáis un momento de respiro. Hemos recopilado actividades relacionadas con la energía solar para un amplio abanico de edades, y también proporcionamos una rápida introducción a la ciencia que hay detrás de la energía solar para los niños. La energía solar no sólo es un tema STEM divertido, sino que también es una de las muchas piezas del rompecabezas que puede abordar la crisis climática a la que nos enfrentamos.

    Si quieres consejos sobre cómo tener una conversación más seria sobre el cambio climático con tus hijos, la serie Life Kit de NPR tiene un gran podcast de 20 minutos sobre el tema, «Cómo hablar con los niños sobre el cambio climático». Es un recurso útil para hablar con los niños más pequeños y mayores sobre este complejo tema.

    Los paneles solares se parecen mucho a las plantas. Mientras que las plantas utilizan la fotosíntesis para convertir la luz solar en la energía que necesitan para vivir y crecer, los paneles solares convierten la luz solar en energía para alimentar tu casa. Pero, ¿cómo toman los paneles solares la luz del sol y la convierten en electricidad?

    Cada panel solar está formado por un montón de células solares conectadas, y estas células están compuestas por unas cuantas capas de materiales. Hay dos capas de silicio (el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre) que se intercalan entre un material conductor. Una de las caras del sándwich de silicio tiene electrones adicionales (lo que hace que se cargue negativamente), y la otra tiene agujeros adicionales para que los electrones se muevan hacia ellos (lo que hace que se cargue positivamente).

    cómo funciona la energía solar paso a paso

    Con la aparición de paneles solares en los tejados de tu vecindario, es posible que tus ecologistas en ciernes te pregunten: «¿Cómo funciona un panel solar?» La energía solar es un concepto complejo de explicar, pero no hace falta un título de física para hacerlo. Con unos sencillos

    Otro gran recurso al alcance de tu mano es Internet. El sitio web de la Administración de Información Energética de EE.UU., Energy Kids, es un buen lugar para empezar. Además de ayudar a definir lo que es la energía, también te ofrece actividades y juegos que puedes consultar.  El Plan de Lecciones del Aula Solar es un lugar para ver vídeos sobre un

    Este es un experimento para niños que incluso los más pequeños pueden entender. Sólo necesitas dos cubitos de hielo. Coloca los cubos en el patio de tu casa en un día soleado, pero no demasiado caluroso. Coloca un cubito directamente al sol y el otro a la sombra. Haz que tu hijo adivine qué cubito se derretirá más rápido. Como el que está al sol se convierte primero en un charco, explíquele que la energía calorífica del sol hizo que se derritiera más rápido.

    Mide la parte superior del tarro para asegurarte de que la luz encaja, ya que las luces de jardín vienen en una variedad de tamaños. Desenrosca suavemente la luz solar del resto de la estaca. Dale la vuelta al paquete solar y mira debajo para ver las pequeñas células solares de su interior. Esto dará a los niños una idea de lo que ocurre dentro de los paneles solares gigantes. Pasa un poco de pegamento alrededor del borde del tarro y coloca la luz solar en su lugar. Luego puedes poner el tarro en el exterior a pleno sol durante un día para que se cargue. Llévalo al interior para ver cómo ilumina tu casa a la hora de dormir.

    cómo funcionan los paneles solares

    Cualquier lección sobre la energía solar debe comenzar con el aprendizaje del sol. Empieza con una visión general de lo que es el sol, de qué está hecho y cómo impulsa el sistema solar. A continuación, explora cómo se ha utilizado el sol como fuente de energía a lo largo del tiempo. Hable de cómo las plantas utilizan el sol para producir alimentos y crecer, y de cómo los primeros seres humanos utilizaban el sol para calentarse y secar los alimentos. Una vez que los alumnos tengan un conocimiento básico del sol como fuente de energía, puedes presentarles los paneles solares. Explica qué son los paneles solares y cómo funcionan para recoger, almacenar y distribuir la energía. Entre los recursos más útiles se encuentran el sitio web Energy Kids de la Administración de Información Energética de EE.UU. y este vídeo de PBS sobre la energía solar.

    Una vez que tus hijos tengan una comprensión básica de cómo funciona la energía solar, haz un poco de experiencia práctica realizando un proyecto activo para aprovechar tu propia energía solar. Para los niños más pequeños, un sencillo experimento con cubitos de hielo servirá para ilustrar cómo el calor del sol puede afectar a los objetos. En un día soleado, antes de que haga demasiado calor, lleva los cubitos de hielo a una zona en la que haya luz solar directa y sombra. Coloca un cubito a la luz directa del sol y el otro en un lugar con sombra. Pregúntale a tu hijo qué cubito de hielo cree que se derretirá más rápido. Anota tus observaciones. Otro experimento popular para los niños mayores es hacer un horno solar. Este proyecto utiliza el calor del sol con una caja de pizza, plástico y papel de aluminio. Utilízalo para hacer nachos o incluso «s’mores». Otras ideas son hacer té solar o incluso experimentar con baterías que funcionan con energía solar.

    información sobre paneles solares para estudiantes

    Una vez reunidos todos los materiales, es el momento de construir el sistema solar. En primer lugar, debes empezar por hacer los planetas principales -Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno-, así como el sol.

    Los planetas tienen diferentes tamaños, así que tendrás que elaborar una escala de tamaño para cada uno de los modelos que hagas. Pídele a tu hijo que te ayude a comparar el tamaño de los planetas para añadir un valor educativo adicional a esta divertida actividad.

    Los planetas de nuestro sistema solar no sólo son de diferentes tamaños, sino que también son de diferentes colores y tienen diferentes diseños y características. Para que tu sistema solar destaque, tienes que pintar y decorar todos tus planetas. Es una forma estupenda de enseñar astronomía a los niños y de que se diviertan un poco en el proceso. Nuestros consejos te ayudarán a que tu sistema solar tenga un aspecto lo más realista posible.

    Una vez que tu sistema solar para niños haya tenido tiempo de secarse, es el momento de exponerlo. Es un gran complemento para la habitación de los niños, pero puedes colocarlo en cualquier lugar de la casa. La forma más sencilla de exponer el sistema solar para niños es colgarlo del techo. Para ello, pasa un pequeño hilo de pescar por la parte superior de cada planeta. El cable puede fijarse al techo con ganchos o cinta adhesiva, y siempre puedes hacer un pequeño nudo en cada planeta para mantenerlos en su sitio.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad