Dom. Nov 28th, 2021
    Alergia en perros tratamiento

    Alergias respiratorias en perros

    ¿Rascarse las patas como si jurara que están cubiertas de mantequilla de cacahuete? ¿Suficiente tintineo al rascarse alrededor de su collar como para que parezca que viene Papá Noel? ¿Ojos llorosos, orejas rojas y estornudos incesantes?

    Hemos consultado a la doctora en medicina veterinaria y a uno de los miembros de nuestro Consejo Asesor Veterinario, Kim Carvalho, para averiguarlo. Carvalho es diplomada por la Junta de Médicos Veterinarios de Estados Unidos y es profesora clínica en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Western en Pomona, California. Actualmente es una de las directoras médicas.

    Las alergias son sensibilidades a cosas que se encuentran en nuestro entorno cotidiano, como el polvo y el polen, según el Consejo Nacional de Suplementos para Animales (NASC). Normalmente, estas cosas no son perjudiciales para los perros (o los humanos).

    Sin embargo, su sistema inmunitario puede sentir algo diferente y reaccionar ante una sustancia que de otro modo sería inofensiva como si fuera peligrosa. Normalmente, el sistema inmunitario protege a su perro de infecciones y enfermedades, pero cuando se trata de alergias el sistema inmunitario puede ser realmente perjudicial para el organismo, según el VAC.

    Cómo tratar las alergias ambientales en los perros

    AntecedentesEn 2010, el International Task Force on Canine Atopic Dermatitis (ITFCAD), ahora International Committee on Allergic Diseases of Animals (ICADA; www.icada.org) generó las primeras directrices para el tratamiento de la dermatitis atópica (DA) en perros [1]. Estas recomendaciones, publicadas en inglés y traducidas a otros 17 idiomas, se diseñaron y se pudieron descargar gratuitamente para un público mundial de médicos generalistas. Mientras que en los últimos 5 años han aparecido nuevos fármacos, otros ya no lo están, y los regímenes terapéuticos han seguido evolucionando. Por estas razones, los miembros de ICADA decidieron actualizar estas directrices cada 5 años. Mientras que las reescrituras completas se planifican para cada 10 años, las actualizaciones menores se redactan a los 5 años de cada década; esta es la primera reescritura menor quinquenal de las directrices de tratamiento de la EA canina de 2010 [1].Al igual que en la primera versión de estas directrices, los lectores deben recordar varios principios básicos que subyacen en este documento:

    Este documento pretende ser una actualización más breve de la versión original más larga de las directrices [1]. Cada sección contendrá un resumen abreviado de las recomendaciones de 2010, seguido de una «actualización de 2015» con información de apoyo para el cambio o la actualización propuestos. Normalmente no se repetirán los datos de apoyo publicados en las directrices de 2010. En cada sección, se indicará claramente dónde no había necesidad evidente de actualizar las recomendaciones de 2010.Es importante destacar que los autores decidieron cambiar los esquemas de clasificación de la fuerza de la recomendación (SOR) y la categoría de la evidencia (COE) utilizados en las directrices de 2010 por el sistema de puntuación SORT simplificado y menos confuso (Tabla 1) [5]. Al igual que antes, un SOR de orden alfabético inferior y una calidad de la evidencia (QOE) de número romano inferior deben considerarse de mayor valor que los de letras y números superiores. Sin embargo, los lectores no deben intentar comparar los ROS y los COE/QOE entre las versiones de 2010 y 2015 de estas guías, ya que estas puntuaciones no están diseñadas para ser transponibles.Tabla 1 Taxonomía de fuerza de la recomendación (SORT)Tabla completa

    Cómo tratar la dermatitis canina en casa

    ¿Tiene una pregunta de atención urgente? Llámenos 24 horas al día, 7 días a la semana, al (212) 624-BONDCerrarAlergias en perros: alérgenos comunes y tratamientoSi su cachorro tiene alergias, puede que le pique la piel todo el día, e incluso que le mantenga despierto por la noche con sus lamidos y rascadas. O tal vez haya notado molestias digestivas o síntomas del tipo «fiebre del heno».

    Las alergias son una reacción exagerada del sistema inmunitario de su perro. Por ejemplo, si el sistema inmunitario detecta el polen o el polvo o un ingrediente de la comida de su perro, esas sustancias se tratan como un invasor extraño, como si fueran un virus o una bacteria.

    Parte de la respuesta inmunitaria consiste en liberar histamina, lo que provoca una gran inflamación. Esto puede manifestarse en el sistema respiratorio superior, el sistema digestivo o (muy comúnmente) la piel de su perro.

    La inflamación provoca enrojecimiento y picor, e interrumpe la barrera protectora normal de la piel. Entre la inflamación y el traumatismo provocado por el lamido y el rascado de su perro, son frecuentes las infecciones cutáneas secundarias por bacterias o levaduras.

    Tu mascota puede presentar varios de los síntomas anteriores, o sólo uno o dos. Cualquiera de estos síntomas, especialmente si se dan con frecuencia, es suficiente para considerar las alergias como una posible causa. Y lo mejor es que acudas al veterinario para que diagnostique y trate adecuadamente a tu amigo peludo.

    Síntomas de las alergias en los perros

    Los perros con alergias suelen lamerse y rascarse hasta conseguir «puntos calientes» como éste, que pueden limpiarse suavemente con un spray antiséptico suave. No obstante, es importante que un veterinario eche un vistazo; un veterinario que se desplace a su casa puede reducir la exposición de su perro a los irritantes ambientales si eso le preocupa.

    Hay cuatro tipos principales de alergia en los perros: atopia, a las pulgas, a los alimentos y de contacto. La atopia se refiere a las alergias ambientales; el cuerpo del perro libera un exceso de histamina cuando se expone a concentraciones más altas de polen en el aire, lo que provoca los síntomas. Este artículo se centra principalmente en las alergias ambientales. Si es dueño de una mascota y le preocupan las alergias alimentarias, hable con su veterinario y pruebe una dieta con ingredientes limitados para determinar a qué ingredientes puede reaccionar su perro.

    Puedes comprar este champú de venta libre en Amazon. También hemos incluido una opción más económica. Cuando compre un champú hipoalergénico para su cachorro, busque ingredientes calmantes como el aloe, la avena o el aceite de onagra.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad