Mié. Dic 1st, 2021
    Como respiran los equinodermos

    sistema nervioso de los equinodermos

    Los equinodermos existentes que representan las cinco clases: Protoreaster linckii (Asteroidea), Ophiocoma scolopendrina (Ophiuroidea), Stomopneustes variolaris (Echinoidea), Oxycomanthus bennetti (Crinoidea), Actinopyga echinites (Holothuroidea).

    El filo contiene unas 7.000 especies vivas,[4] lo que lo convierte en el segundo grupo más grande de deuteróstomos (un superfilo), después de los cordados (que incluyen a los vertebrados, como aves, peces, mamíferos y reptiles). Los equinodermos son el mayor filo que no tiene miembros de agua dulce o terrestres.

    Aparte del difícilmente clasificable Arkarua (un animal del Precámbrico con simetría radial pentámera similar a la de los equinodermos), los primeros miembros definitivos del filo aparecieron cerca del inicio del Cámbrico. Se ha descubierto que un grupo de equinodermos del Cámbrico, los cinctanos (Homalozoa), que están cerca de la base del origen de los equinodermos, poseen branquias externas utilizadas para la alimentación por filtración, similares a las que poseen los cordados y los hemicordados[5].

    Los equinodermos son importantes tanto ecológica como geológicamente. Desde el punto de vista ecológico, hay pocas agrupaciones tan abundantes en el desierto biótico de las profundidades marinas, así como en los océanos menos profundos. La mayoría de los equinodermos son capaces de reproducirse asexualmente y regenerar tejidos, órganos y extremidades; en algunos casos, pueden experimentar una regeneración completa a partir de una sola extremidad. Desde el punto de vista geológico, el valor de los equinodermos radica en sus esqueletos osificados, que son los principales responsables de muchas formaciones calcáreas y pueden proporcionar valiosas pistas sobre el entorno geológico. Fueron las especies más utilizadas en la investigación regenerativa de los siglos XIX y XX. Además, algunos científicos sostienen que la radiación de los equinodermos fue responsable de la revolución marina del Mesozoico.

    estrellas frágiles

    El filo Echinodermata es un filo formado por animales marinos. Se encuentran a distintas profundidades del océano, desde la cima hasta las profundidades del abismo. Algunos ejemplos de ellos son las estrellas de mar, las estrellas frágiles, los dólares de arena, los pepinos de mar y muchos más. Los equinodermos se mueven, viven y respiran casi de la misma manera. La mayoría vive en el fondo del océano y utiliza elementos como el sistema herbario para respirar. Aunque hay algunas diferencias, han evolucionado muy juntos.

    Las estrellas frágiles, similares a las estrellas de mar, forman parte del filo Echinodermata. El intercambio de gases en el interior de una estrella frágil se produce a través de unos sacos llamados bursas (cilios recubiertos). Hay aproximadamente 10 bursas en una estrella fugaz. El agua fluye a través de ellas mediante las contracciones musculares o los cilios. Además, el sistema hemal, una serie de senos y vasos, transporta el oxígeno a través de la criatura marina. La estrella fugaz tiene una forma de respirar muy singular, aunque es similar a la de los animales del mismo filo.

    Las estrellas de mar son probablemente el tipo de equinodermo más conocido en la actualidad. Su forma de respirar es diferente a la de los demás. Se produce a través de los pies tubulares, y a través de los puntos en la superficie del cuerpo llamados papilas. Llegan a través de la pared muscular del cuerpo y luego al agua en la que se encuentran. El oxígeno del agua entra y atraviesa el cuerpo de las estrellas de mar por el líquido de la cavidad corporal principal. Al igual que las estrellas de mar, el sistema hemal (una serie de senos y vasos) puede y suele desempeñar un papel en la respiración de una estrella de mar.

    estrella de mar

    Los equinodermos reciben su nombre por las espinas o protuberancias que cubren la superficie exterior del cuerpo de muchos de ellos (la palabra de raíz griega echino- significa espinoso; la palabra de raíz latina -derm significa piel). Algunos ejemplos de equinodermos son las estrellas de mar, los erizos de mar, los pepinos de mar, las estrellas frágiles y las estrellas pluma (Fig. 3.83). Aunque puedan parecer muy diferentes, todos los equinodermos tienen dos características principales que los distinguen de todos los demás animales: un sistema vascular acuático y una simetría radial de cinco lados.

    Los equinodermos tienen una simetría radial y el cuerpo suele estar dividido en cinco partes o múltiplos de cinco. Esta estructura radial de cinco lados de los equinodermos hace que el cuerpo sea fuerte (Fig. 3.86). Un esqueleto de cinco lados es más fuerte que uno de cuatro o seis lados porque la línea de debilidad no puede atravesar directamente el cuerpo. Incluso un esquema corporal de tres lados es más débil que uno de cinco.

    Todos los equinodermos carecen también de cualquier tipo de sistema nervioso central o cerebro, pero tienen un anillo nervioso. Los equinodermos también tienen endoesqueletos de carbonato cálcico, que van desde espículas microscópicas en los pepinos de mar hasta placas visibles en las estrellas de mar y los erizos. La mayoría de los equinodermos tienen un sistema digestivo completo y un gran celoma. Tienen sexos separados, normalmente con gónadas en grupos de cinco, mostrando una simetría pentaradial interna. Todas las especies de equinodermos viven en el océano; no hay equinodermos de agua dulce ni terrestres.

    erizos de mar

    Los equinodermos (nombre científico Echinodermata) son un grupo importante de animales únicamente marinos. Su nombre procede de la palabra griega que significa «piel espinosa». Hay unas 7.000 especies que se encuentran normalmente en el fondo del mar en todos los hábitats marinos, desde la zona intermareal hasta las profundidades del océano. Tienen una gran variedad de colores. En la Gran Barrera de Coral hay al menos 800 especies de equinodermos.

    Los equinodermos tienen simetría radial y muchos tienen cinco o múltiplos de cinco brazos. Tienen un caparazón, hecho principalmente de carbonato de calcio, que está cubierto por la piel. La piel contiene células que ayudan a sostener y mantener el esqueleto, células pigmentarias, células que detectan el movimiento en la superficie del animal y, a veces, células glandulares que segregan fluidos pegajosos o incluso toxinas.

    Los equinodermos tienen un sistema digestivo sencillo con boca, estómago, intestino y ano. En muchos, la boca está en la parte inferior y el ano en la superficie superior del animal. Las estrellas de mar pueden empujar sus estómagos fuera de su cuerpo e insertarlos en su presa, lo que les permite digerir la comida externamente. Esta capacidad permite a las estrellas de mar cazar presas mucho más grandes de lo que les permitiría su boca.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad