Dom. Nov 28th, 2021
    Cuanto dura un derrame en el ojo

    síndrome de derrame coroideo

    ResumenAntecedentesInformamos de un caso de derrame uveal agudo durante la facoemulsificación en un ojo con coriorretinopatía serosa central (CSC) preoperatoria.Presentación del casoUn hombre de 55 años con antecedentes de CSC crónica durante más de 18 meses se presentó con lentes opacas bilaterales. Un examen oftalmológico preoperatorio mostró sospecha de lenticonus y características anatómicas de riesgo, incluyendo un cuerpo ciliar grueso, y rotación anterior de la apófisis ciliar y la raíz del iris en ambos ojos. La tomografía de coherencia óptica (OCT) detectó CSC en el ojo izquierdo, pero los resultados de la fotografía del fondo de ojo y la ultrasonografía B-scan no eran destacables. La cámara anterior se aplanó durante la facoemulsificación. Se realizó rápidamente una vitrectomía anterior por sospecha de síndrome de desviación de la infusión, a la que siguió una cirugía sin incidentes. En el día postoperatorio 1, la fotografía del fondo de ojo, la ecografía tipo B y la OCT revelaron una exudación uveal en la mácula del ojo izquierdo. En el día 50 del postoperatorio, la agudeza visual del paciente se recuperó a 20/32, y la fotografía del fondo de ojo, la ultrasonografía y la OCT revelaron una resolución completa del derrame uveal.ConclusionesEste caso sugiere una asociación entre el CSC preoperatorio y el derrame uveal durante la cirugía, porque la hiperperfusión coroidea y la hiperpermeabilidad estaban presentes en los ojos afectados por el CSC del paciente.

    causas del derrame coroideo

    Se utilizó la biomicroscopía ecográfica para examinar a 15 pacientes con desprendimiento de retina en la semana anterior y posterior a la cirugía. Se realizaron mediciones cuantitativas de la profundidad de la cámara anterior, la profundidad del derrame supraciliar, el grosor del cuerpo ciliar y la apertura del ángulo.

    El líquido supraciliar estaba presente después de la cirugía en 12 pacientes (80%). La profundidad media del líquido supraciliar fue de 0,16 +/- 0,13 mm. Las mediciones del grosor del cuerpo ciliar en un punto de 2 mm posterior al espolón escleral aumentaron después de la cirugía en todos los pacientes una media de 0,15 +/- 0,10 mm. Hubo una fuerte correlación entre los niveles de líquido ciliar y el cambio en el grosor del cuerpo ciliar (r = 0,742, P < 0,01). La profundidad de la cámara anterior disminuyó después de la cirugía en 14 pacientes (93%). Se observó una disminución de la apertura del ángulo superior a 5 grados en 11 pacientes (73%). En todos estos 11 pacientes, se consideró que el cuerpo ciliar y la raíz del iris estaban rotados en sentido anterior. Seis (55%) de estos 11 pacientes mostraban una inclinación anterior del iris, lo que indicaba un bloqueo pupilar. El cierre completo del ángulo se produjo en uno o tres cuadrantes en tres pacientes, pero ninguno de ellos presentaba un cierre completo del ángulo o un glaucoma.

    derrame coroideo

    Es probable que los familiares experimenten una pérdida ante la muerte de su ser querido. Si no se atiende, la pérdida, el dolor y el duelo pueden complicarse y provocar una angustia prolongada y significativa tanto para los familiares como para los médicos. Además, los clínicos corren el riesgo de experimentar un duelo significativo por los efectos acumulativos de muchas pérdidas por la muerte de sus pacientes. El agotamiento también se ha relacionado con el duelo no resuelto en los profesionales de la salud. (Para obtener más información, consulte el sumario del PDQ sobre Duelo, aflicción y afrontamiento de la pérdida).

    derrame coroideo tras una operación de cataratas

    Mujer de 74 años con antecedentes de pseudofaquia OU y glaucoma primario de ángulo abierto OU que fue tratado en el pasado con cirugía de trabeculectomía OU (ojo derecho 5 meses antes, sin complicaciones). La paciente presentó una disminución de la visión en el ojo derecho de inicio agudo. Negó haber sufrido caídas o traumatismos recientes. No experimentó ningún dolor o irritación. No había otros factores desencadenantes (por ejemplo, ningún medicamento o actividad nueva).

    El examen con lámpara de hendidura mostraba una ampolla difusa ligeramente elevada y una cámara anterior profunda, sin inflamación significativa. El polo posterior mostraba grandes desprendimientos de coroides serosos aposicionales.

    Se trata de una complicación frecuente de la cirugía del glaucoma, pero puede surgir de otras cirugías intraoculares o afecciones oculares (por ejemplo, inflamación, infección, traumatismo, neoplasia, reacción a fármacos y congestión venosa).

    El drenaje quirúrgico está indicado cuando hay una cámara anterior plana, disminución de la visión, derrames coroideos de larga duración o coroidales aposicionales («besantes»).    Las coroidales aposicionales, como en este caso, deben tratarse con urgencia para evitar la formación de adherencias/membranas retinianas.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad