Sáb. Nov 27th, 2021
    Multa por llevar perro suelto en el coche

    ¿puede un pasajero llevar un perro en el coche?

    La norma 57 del código de circulación establece: «Cuando esté en un vehículo, asegúrese de que los perros u otros animales estén convenientemente sujetos para que no puedan distraerle mientras conduce o herirle a usted o a ellos mismos si se detiene rápidamente. Un arnés para el cinturón de seguridad, un transportín para mascotas, una jaula para perros o un protector para perros son formas de sujetar a los animales en los coches».

    Si se comprueba que su mascota ha causado o contribuido a un accidente, su seguro de coche podría ser inválido, así como cualquier seguro para mascotas. También podrías enfrentarte a una multa de hasta 5.000 libras si te llevan a juicio, así como a la retirada de puntos del carné.

    Para los animales más pequeños, como perros, gatos o conejos, lo mejor es llevarlos en una jaula de viaje, un cajón o un transportín. Lo mejor es colocarlos en el maletero o asegurarlos en los asientos traseros de los pasajeros con el cinturón de seguridad.

    Lo mejor para los perros es un arnés o un cinturón de seguridad de diseño especial. Suelen engancharse a los cinturones de seguridad existentes y sujetan a tu mascota de forma segura a lo largo de su cuerpo, protegiéndola de lesiones en caso de accidente.

    Puedes viajar con tus mascotas en el maletero si utilizas un protector para perros entre el maletero y los asientos traseros de los pasajeros. Esto les permite moverse sin afectar a tu conducción. Las protecciones de malla o metálicas le protegerán a usted en caso de accidente, pero no a su mascota.

    Sujeciones para perros en los coches

    Por lo general, cualquier agente de la ley debe tener una orden judicial para entrar en su casa, a menos que existan «circunstancias exigentes».     Las circunstancias apremiantes, o aquellas condiciones que hacen necesaria la actuación inmediata de los agentes de la ley, no se aplican a las infracciones menores, como la violación de la ley de la correa o la ordenanza de concesión de licencias.     Además, varios estados han adoptado estatutos que eximen a las leyes locales de control de perros como circunstancias exigentes a efectos de la entrada sin orden judicial en los hogares.     Para más información sobre este tema, véase Discusión detallada de las leyes de confiscación de perros.

    El tiempo que tiene un municipio para retener a un perro puede estar regulado por una ordenanza local o por una ley estatal.     Una vez más, esto varía de un estado a otro y de una ciudad a otra, pero normalmente el plazo oscila entre cinco (5) y siete (7) días.     En algunos estados, el plazo puede ser más corto.     Tenga en cuenta que en muchos estados el reloj no empieza a correr hasta que se notifica al propietario de un perro con licencia.     En muchos casos, los perros sin licencia se consideran «sueltos» o «en libertad» y pueden ser objeto de confiscación inmediata o, a veces, de destrucción inmediata.     La mejor situación es que su perro lleve un collar con las etiquetas de licencia adecuadas.     Si su perro se escapa, asegúrese de acudir inmediatamente a las instalaciones locales de control de animales para avisarles de que recuperará a su perro lo antes posible.     Para obtener más información sobre este tema concreto, consulte la discusión detallada de las leyes de confiscación de perros.

    El calor de los perros en los coches

    Como antiguo agente de policía, me gustaría añadir que la mayoría de los socorristas tienen historias de asistencia a accidentes de tráfico en los que los perros han resultado heridos (y muertos), normalmente como resultado de la expulsión a través de la ventanilla delantera. Según la RSPCA, casi 5.000 perros mueren o resultan gravemente heridos cada año en accidentes de tráfico. Lamentablemente, algunas de estas muertes son simplemente el resultado de un fuerte frenazo y son evitables. Los objetos sin sujeción (incluidos los perros) también son una causa de lesiones para los ocupantes de los vehículos. La lesión más extrema que conozco que ha sufrido un conductor como consecuencia de un perro sin sujeción en el coche es una paraplejia.

    Artículo 7 (2A) de la Ley de Prevención de la Crueldad contra los Animales – Una persona no debe llevar o transportar un perro (que no sea un perro utilizado para trabajar con el ganado), en la parte trasera abierta de un vehículo en movimiento en una vía pública, a menos que el perro esté sujeto o encerrado de tal manera que impida que el perro se caiga del vehículo.

    La policía de Nueva Gales del Sur hará cumplir la Ley de Prevención de la Crueldad contra los Animales y hay muchas pruebas anecdóticas que demuestran que la policía está dispuesta a infringir a los conductores que no llevan a sus perros sujetos dentro de su vehículo o en la parte trasera de los servicios públicos.

    Arnés trixie

    Los conductores pueden enfrentarse a multas de hasta 2.500 libras por llevar una mascota sin sujetar en su vehículoSomos una nación de amantes de los animales, desde nuestros pequeños peludos hasta nuestras mascotas más grandes, y los consideramos a todos como parte de la familia, pero ¿sabía que podría enfrentarse a multas de hasta 2.500 libras y a puntos de penalización en su permiso y, en casos extremos, a una prohibición de conducir y a un nuevo examen obligatorio por viajar con una mascota sin sujetar en su vehículo?

    La norma 57 del Código de Circulación dice: «Cuando esté en un vehículo, asegúrese de que los perros u otros animales estén adecuadamente sujetos para que no puedan distraerle mientras conduce o herirle a usted o a ellos mismos si se detiene rápidamente. Un arnés para el cinturón de seguridad, un transportín para mascotas, una jaula para perros o un protector para perros son formas de sujetar a los animales en los coches». Aunque desobedecer la carretera no significa necesariamente que se le imponga una sanción, la policía podría detenerle y acusarle de conducir sin el debido cuidado y atención, lo que conlleva una multa máxima de 2.500 libras y nueve puntos de penalización.

    Un tercio de los conductores ni siquiera ha oído hablar de la norma 57 del Código de Circulación y algunas compañías de seguros están advirtiendo a sus clientes de que su seguro de coche podría no ser válido si se ven implicados en un accidente con una mascota sin sujetar en su vehículo.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad